Admiro seriamente su coraje.

Seré breve en esta carta que le escribo. quizá esta sea la ultima o tal vez mañana sea una mas. Lo cierto es que hoy me dio por escribirle, ya que por recordarla me da casi todos los días. Hace mucho que ya no se mucho de a usted, ni usted a mi. Desde aquel abril 13 cuando decidió partir lejos en busca de su felicidad, esa que yo tanto le desee, sin embargo no era capaz de darle. déjeme decirle que admiro su coraje. y permitame felicitarla por perseguir sus sueños. y haberlos alcanzado.

Se que también usted siempre quiso verme cumplir esos sueños de juventud. Hoy me permito contarle que lo he logrado, mas no ha sido fácil. Mas triste aun, es ver que es tan solo un sueño frustrado, uno mas. En todos mis planes siempre la imagine a mi lado,desde el llanto que traen las tristezas, hasta la mas enérgica alegría. Soñaba ir derrotando imposibles de su mano, celebrando victorias.

Como ya le dije Admiro seriamente su coraje de enfrentarse a sus gigantes y haberlos derrotado, de ver sus sueños cumplidos y llenarse de felicidad.

Yo en cambio soy un cobarde que perdió de vista sus sueños esa mañana de abril en la estación del tren. hasta que se perdieron dentro de ese oscuro túnel. Yo también pude correr por mis sueños y buscarla lo se, mas hoy no me lamento de esa difícil decisión.

usted es feliz y eso me basta.

 

https://crisfigueroa.files.wordpress.com/2014/07/36eb4-cartas2.jpg